Seleccionar página

La emergente preocupación por el cambio climático viene buscando alternativas que ayuden a evitar problemas que afectan al medio ambiente.
Todo este tiempo hemos visto cómo las respuestas de los órganos gubernamentales han tenido una posición más resolutiva y no tanto preventiva.
Para ello la UE sacará un reglamento el día 1 de enero de 2021 que pretende impulsar la agricultura ecológica no solo porque es un tipo de agricultura respetuosa con el medio ambiente, sino porque también favorece la calidad de la tierra y la biodiversidad.

 

¿Y cómo pretenden llevar a cabo estas medidas?

Según María de los Ángeles Benítez, Directora General adjunta de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, lo hace “simplificando y armonizando las reglas actuales, aportando una situación de competitividad mucho más homogénea para productores comunitarios frente a las importaciones de terceros países y apoyando a los pequeños productores, que podrán unirse en grupos para conseguir certificaciones colectivas, lo que hace que este proceso sea administrativamente más fácil” dice en su intervención en una jornada organizada por la Oficina del Parlamento Europeo en España y celebrada el pasado mes de noviembre en Madrid.

Pero que haya más facilidades para los productores ecológicos no significa que la rentabilidad de vender producto ecológico esté garantizada. Porque no todo es tener un buen producto, es muy importante saber decirle al resto del mundo que lo tienes.

Es por ello por lo que se intentará facilitar la venta de estos productos en supermercados o a través de la venta directa para poder competir con el resto de la industria.

 

¿Cuál es la situación de la producción ecológica en el resto de Europa?

Nos gustaría mencionar casos como en Dinamarca donde el 90% de la restauración pública tiene que ser ecológica. Los suizos por ejemplo son los que más dinero han gastado en alimentos ecológicos, una media de 288 euros al mes.

España es líder en producción ecológica dentro de la UE y ocupa la posición número 4 a nivel mundial y resulta curioso que la producción no se equipare con el consumo.
El principal motivo de esta desigualdad es la desinformación, las personas asocian la alimentación ecológica con la salud, pero no tienen en cuenta los beneficios a nivel medioambiental.

Por ello una de las bases de Biomenú es apostar por ingredientes 100% ecológicos y de esta manera promovemos este tipo de agricultura que conlleva el consumo responsable en más hogares y más eventos.

¡Seguimos aportando nuestro granito de arena para una sociedad cada vez más sostenible!

Descubre nuestra amplia oferta de catering