Nos guste o no, hace ya tiempo que los estudios laborales señalan a España como uno de los países europeos que más tiempo invierte en reuniones de trabajo. Las salas de la oficina se han convertido para muchos de nosotros en el otro salón de casa: un sitio donde hacer la vida. Quizá por eso, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha elaborado un detallado informe acerca de cómo llevar a cabo estas citas cuidando la salud de los empleados.

Ahí van algunas de las recomendaciones más destacables del informe. Muy a tener en cuenta si queremos una plantilla feliz, sana y productiva.

Reuniones caminando: Si el tiempo y la movilidad de los asistentes lo permite, se recomienda sustituir la inmovilidad de las sillas por un tranquilo caminar alrededor del edificio. La dinámica invita a decidir de antemano los puntos a tratar, dividirse en grupos de tres y caminar unos minutos mientras se debate uno de ellos. Después de un alto hay que cambiar de tema. Finalmente todos se juntan para exponer sus conclusiones.

Calendario de movimientos: Por cada hora sentados, la OMS recomienda hacer pequeños descansos de 3 a 5 minutos que incluyan actividades dinámicas, desde sencillos actos como ponerse de pie y caminar por el pasillo, o alrededor de la mesa, hasta ejercicios de estiramiento si la reunión llega a las 4 horas. Si la cita se prevé larga de antemano, es bueno incluir estos recesos en la orden del día para así evitar “pasarlos por alto”.

Comida saludable: Para mejorar la productividad, y como muestra de aprecio hacia los propios empleados, la OMS recomienda contar con comida saludable y ecológica en las reuniones. Sugieren fruta y verdura fresca como los principales ingredientes, evitando cualquier tipo de producto procesado. En cuanto a los postres, es preferible optar por dulces ligeros y bajos en niveles de azúcar. En el caso de las bebidas, también recomiendan huir de las carbonatadas y azucaradas y sustituirlas por agua o zumos naturales.

Reuniones sostenibles: ¡El medioambiente también es importante! Se recomienda minimizar los viajes o sustituirlos por citas online y, si es inevitable el desplazamiento, elegir lugares para la reunión de fácil acceso en transporte público y con luz natural. En el caso del catering, el informe recomienda el uso de platos, vasos y en general material reciclable y compostable.

En Biomenú, especialistas en catering 100% ecológico, no podemos estar más de acuerdo con estas recomendaciones. Todos necesitamos un ambiente laboral donde sentirnos cómodos y productivos. Por eso nuestros servicio de catering, Coffee Break, Finger Food y Lunch Boxes, son comida saludable pero también exquisita, cocinada con esmero y con materia prima ecológica certificada. Y, por supuesto, todo nuestro menaje está hecho de material ecológico, desechable y compostable, como el almidón de maíz o la caña de azúcar.