El tiempo de los platos de plástico o de papel en las fiestas y eventos tiene que acabar para dar paso al menaje sostenible. Platos, vasos, cubiertos, bandejas, cuencos… Todas estas piezas se pueden fabricar con fibras vegetales como la caña de azúcar, el bambú, la hoja de palma o el maíz, procedentes de cultivos renovables (recursos respetuosos con la naturaleza, que se pueden restaurar por procesos naturales a una velocidad superior a la del consumo por los seres humanos).

De un solo uso (aunque es bastante resistente y en casa se puede limpiar con un paño húmedo para volver a utilizarlo), es fácil encontrar diseños de menaje de vanguardia elaborados con fibras vegetales que quedarán preciosos en tu evento. Y una vez terminada la fiesta, y si no decides darle más usos, este menaje sostenible debe desecharse en el contenedor de la basura orgánica, puesto que es completamente de origen vegetal (con la capacidad de biodegradarse sin producir contaminantes y pueden ser recicladas).

Este tipo de menaje sostenible es la alternativa perfecta al fabricado con plástico o papel. Y debe ser la dirección en la que caminemos, como ya ocurre en Francia, el primer país del mundo donde se ha prohibido por ley la venta de vasos, platos y cubiertos de plástico debido al impacto tremendamente negativo que tiene en el entorno. En España la Comisión de Medio Ambiente del Congreso ha acordado emprender el camino para prohibir la comercialización, importación y exportación de utensilios de plástico de un solo uso (platos, vasos, cubiertos, o pajitas) a partir del 1 de enero de 2020.

Islas de plástico en el mar

De hecho, según las cifras facilitadas por el gobierno galo, se tiran anualmente cerca 5.000 millones de vasos de plástico, es decir, unos 150 vasos cada segundo. Con ellos se podría construir una pirámide de siete kilómetros de largo y ocho de alto. De todo el menaje de plástico que se vende, solo se recicla un 1% (debido a su composición, una mezcla de polipropileno o de poliestireno, es casi imposible reciclarlos) y el resto acaba en vertederos, donde tarda en biodegradarse unos 500 años o en el mar, donde la degradación es mucho más lenta que en tierra firme. Es alarmante las islas de plástico que crecen en nuestros océanos, acumulaciones con una superficie mayor que Francia y España juntas, según advierten desde Greenpeace.

España es el quinto país de la Unión Europea con mayor demanda de plástico. Los cambios han de ser profundos y todos los niveles. Nosotros, como ciudadanos, podemos empezar por pequeños gestos que después de convierten en algo grande. Dejemos de comprar vasos y platos de plástico y pasémonos al menaje sostenible.

¡Tu catering servido en menaje sostenible!

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener Más información.

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar