La espirulina es uno de esos superalimentos que tan en boga están en los últimos tiempos. El prefijo “super” es merecido, puesto que sí, se trata de una sustancia llena de propiedades altamente beneficiosas para la salud. Su ingesta proporciona proteínas más digeribles que las del vacuno y un sinnúmero de vitaminas y minerales. Una forma de tomarla diariamente es incorporada, por ejemplo, en un zumo con efecto detox.

Su nombre parece sacado de un cuento infantil, casi suena a broma, pero este alga microscópica (porque eso es de lo que se trata de espirulina) va muy en serio. Es un suplemento dietético antienvejecimiento muy potente y resulta muy fácilmente absorbible por el organismo. Entre sus propiedades destacan sus elevadísimas cantidades de hierro asimilable, beta-caroteno, vitamina B12 y ácido gama linoleico junto con vitamina E, clacio, fósforo y magnesio. Además, cuenta con bajos niveles de grasas saturadas y calorías. ¿Alguien da más?

La espirulina ayuda a recuperarse en épocas de agotamiento físico y en casos de anemia. En el día a día, aunque no tengas síntomas de cansancio, es recomendable para tonificar el cuerpo. Igualmente contribuye a recuperar la flora intestinal y protege los riñones y el hígado. Como decimos, todo un superalimento a tener muy en cuenta.

¿Cómo consumir la espirulina?

Habitualmente se comercializa en pastillas y las puedes ingerir con un vaso de agua. Pero te proponemos formas más divertidas y creativas para que su consumo sea, además, una experiencia gastronómica. ¿Se te había ocurrido incluirla en un zumo o en el guacamole? Si la adquieres en polvo, prueba y verás, seguro que te sorprende. Su profundo e intenso color verde pondrá una nota muy especial en tus platos. Cuenta con sabor ligeramente salado así que ojo cuando salpimentes la comida si la añades. No hace falta que pongas grandes cantidades, con la punta de un cuchillo basta.

En zumo, mezclada con vegetales como apio, espinacas, pepino, manzana o limón, entre otras, te hará conseguir una mezcla increíble. Intenta, eso sí, que todos los productos sean de origen orgánico.

¡Prueba la espirulina en un zumo vivo detox!

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener Más información.

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar