Los alimentos ecológicos no solo son más sanos si no que saben más y mejor. Son más sanos porque en su proceso de cría o cultivo no se utilizan químicos u hormonas, y son productos de temporada elaborados en granjas o plantaciones de régimen extensivo, es decir, más pequeño y cuidado que el régimen intensivo de las grandes explotaciones. Y saben más y mejor porque precisamente estas prácticas respetuosas con el medio ambiente y con la salud de las personas influyen también en el sabor, olor y textura de los alimentos. No tiene nada que ver comerse un tomate que ha crecido bajo plásticos y ha sido regado con fertilizantes químicos de síntesis que otro que nos dé la tierra gracias a un método de cultivar pausado y con abonos naturales. Y lo mismo se aplica a las carnes y lácteos.

Expertos e ingenieros agrónomos lo avalan: las carnes procedentes de ganadería ecológica tienen más ácidos grasos insaturados, más saludables que los saturados de las carnes convencionales. En cuanto a los vegetales, los de cultivo ecológico cuentan con mayor presencia de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Olga Díaz, nutricionista, lo explica: “los productos ecológicos proporcionan más nutrientes gracias a su cultivo y cría totalmente naturales y sin pesticidas. Esto, además, redunda en un mejor sabor y textura, lo que consigue una experiencia gastronómica no solo más sana y equilibrada si no también más sabrosa”.

La razón por la que estos productos tienen un sabor y aroma más intensos  (es decir, que conservan mejor las propiedades organolépticas) radica también en que la recolección de frutas y verduras de hace más pausada, cuando éstas se encuentran en su mejor momento. Su sabor nos recuerda al de los alimentos de “de toda la vida”, del tiempo de nuestros abuelos.

Y eso se nota mucho en la cocina.

Rafael Castiella, Jefe de Cocina y Director Técnico y Alberto  Salgado, Cocinero, ambos en Biomenú, han notado mucha diferencia en su trabajo al elaborar sus recetas con productos ecológicos: “Trabajar con productos 100% ecológicos me ha hecho descubrir de nuevo los sabores y cualidades de los alimentos que no han sido tratados y que conservan todas sus propiedades”. Dice Castiella. “Es como volver a los productos de antaño, agrega Salgado.

¿Conoces nuestros menús ecológicos? Pide ahora el tuyo y te lo llevamos a tu oficina.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener Más información.

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar