Mas claro el agua; algunos químicos que se utilizan en el empaquetado de alimentos como salchichas o quesos son enemigos de la salud. También calentar la comida en recipientes de plástico en el microondas. Lo han demostrado recientes estudios científicos. Uno de ellos es de la institución Cancer Research UK, del Reino Unido, cuyos investigadores afirman que los elementos químicos presentes en los envases y tarteras plásticos pasan a los alimentos cuanto estos se someten a elevadas temperaturas en el microondas, cuando se exponen largo tiempo al sol dentro de un coche en verano o cuando se lavan en el lavavajillas. Estos elementos pueden causar cáncer (ha sido relacionado con el de mama o próstata), pérdida de fertilidad o alterar el desarrollo del feto durante la gestación.

Por otro lado, un equipo de científicos en Alemania, que acaba de hacer públicos los resultados de su estudio habla de los efectos nocivos de los ftalatos, unos compuestos que afectan negativamente en el metabolismo, alteran el equilibrio hormonal y pueden llegar a producir aumento de peso o esterilidad, lo que pone de relieve la importancia de utilizar envases alimentarios libres de determinados elementos.

Los ftalatos, empleados para ablandar los plásticos y hacerlos más flexibles, pueden acceder al cuerpo humano a través de la piel o de la dieta, algo que se produce especialmente en el caso de envases alimentarios de productos grasos como quesos o salchichas.

El director del equipo de científicos, Martin von Bergen, es concluyente en sus declaraciones: “Es evidente que los ftalatos interfieren gravemente en el balance hormonal. Producen cambios significantes, como aumento de peso, incluso en pequeñas concentraciones”.

Europa se enfrenta una epidemia de obesidad que alcanzará enormes proporciones de cara al año 2030, según alertó en un informe en 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS). El informe señala a España como uno de los países donde se espera un incremento muy importante; en torno a un 30% de obesidad (hombres, 36%; mujeres, 21%) y un 70% de sobrepeso (hombres, 80%; mujeres, 58%).

Una dieta equilibrada, sana y libre de químicos (ecológica) es la piedra angular para solucionar la obesidad y para dar menos oportunidades al cáncer, pero igualmente necesario es que, tal y como demuestran este estudio, el envasado de de estos alimentos esté libre de estas sustancias plásticas nocivas.

Somos lo que comemos, por eso en Biomenú solo utilizamos productos ecológicos 100% certificados y te enviamos tu menú a tu oficina en envases fabricados con materiales naturales procedentes de cultivos vegetales y 100% biodegradables y compostables y aptos para microondas. Nada de plásticos.

¿Conoces nuestro catering y menús 100% ecológicos? ¡Pídelo ahora!